Biotecnología de los Alimentos – Información General

Si Colombia no utiliza la biotecnología ahora, no podrá avanzar para ser competitiva frente al desarrollo tecnológico, productivo y económico de la globalización” – Experto en Biotecnología del Banco Interamericano de Desarrollo (Medellín, Colombia, 2009)

La Biotecnología de los Alimentos

La Biotecnología se ha convertido en una de las asignaturas más interesantes, además de importantes, tanto en la ciencia, como en su apliación como Ingeniería, por tanto, tiene grandes consecuencias en las industrias, en los centros de investigación, y por supuesto, en el metabolismo, y estrutura de los organismos, que al fin y al cabo, son quienes consumen los alimentos.

Asi mismo, se destaca documentos, que son importantes al momento, de la definición y funcion de esta importante facultad que tienen las ingenierías de los bioprocesos,fundamentalmente, las Ingenierías de Alimentos, Química, Agrículas y farmacéutica.

LA BIOTECNOLOGÍA DE LA ALIMENTACIÓN Y LA AGRICULTURA

En el caso de la International Food Information Council Foundation, considera, en el siguiente artículo a la biotecnología de los alimentos:

Fuente: http://www.ific.org/sp/publications/brochures/biotechbrochsp.cfm

julio de 2004
Es posible que últimamente haya oído hablar sobre la biotecnología alimentaria.
Sí es así, quizás se esté preguntando qué es y qué significa para usted.
En este folleto hallará información sobre la biotecnología alimentaria, su seguridad y de qué manera puede ayudar a mejorar los alimentos que consumimos.¿Qué es la biotecnología alimentaria?La biotecnología alimentaria se vale de los conocimientos existentes sobre la ciencia vegetal y la genética para mejorar los alimentos y su forma de producción. Los genes son los que determinan rasgos como el color de los ojos de una persona o el sabor de una verdura. Gracias a la biotecnología moderna, los científicos pueden mover genes de una planta o animal a otro. De esta forma, los agricultores pueden cultivar plantas y criar animales que están protegidos de ciertas enfermedades y producir una mayor cantidad de alimentos. Asimismo, los alimentos pueden mejorar en sabor o ser más nutritivos.

Para más información:
Usted puede obtener más información sobre los alimentos y cómo se producen de los profesionales de la salud, dietistas, nutriólogos, agentes de información, agricultores locales y programas universitarios que se dedican a estos temas.
En los sitios de Internet que se mencionan a continuación hallará la información que necesita:Servicio de Inspección de Salud de Animales y Plantas, Servicios Regulatorios de Biotecnología del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos
http://www.aphis.usda.gov/brs/Centro de Seguridad de los Alimentos y Nutrición Aplicada de la FDA
http://www.cfsan.fda.gov/Agencia de protección ambiental (EPA)
http://www.epa.govLa Asociación Dietética de los Estados Unidos
http://www.eatright.org

Consejo de Ciencia y Tecnología Agrícola
http://www.cast-science.org

Instituto de Tecnólogos de Alimentos
http://www.ift.org

Sociedad de Toxicología
http://www.toxicology.org/

IFIC Foundation
http://ific.org/food/biotechnology

En los sitios Web de las siguientes agencias gubernamentales hallará información adicional sobre salvaguardas federales e información de etiquetado:

Beneficios y productos de la biotecnología alimentaria

Durante muchos siglos, los agricultores han recurrido a la más moderna tecnología para producir y mejorar los alimentos que poseen características benéficas específicas. La biotecnología ofrece a los agricultores un método más concreto para alcanzar tales metas. El uso de la biotecnología beneficia no sólo al agricultor, sino también al consumidor. Los productores obtienen mayores rendimientos de los cultivos y los consumidores disponen de más opciones durante todo el año.

Los beneficios de la biotecnología en la actualidad

Los actuales beneficios de la biotecnología incluyen:

  • Resistencia a las enfermedades
  • Reducción del uso de pesticidas
  • Alimentos más nutritivos
  • Tolerancia a los herbicidas
  • Cultivos de crecimiento más rápido
  • Mejoras en el sabor y la calidad

Algunos de los productos que fueron mejorados a través de la biotecnología son:

  • Maíz, soja y algodón que ahora requieren menores aplicaciones de herbicidas/pesticidas
  • Soja con menor contenido de grasas saturadas y mayor contenido de ácido oleico, lo que ofrece una mejor estabilidad cuando se fríe
  • Papayas resistentes a los virus que logran que los cultivos sean más confiables y se obtengan mejores rendimientos
  • Pimientos mejorados para lograr un mejor sabor (más dulces) y que permanezcan más duros después de la cosecha
  • Papas y maíz resistentes a las enfermedades y que ofrecen mayores rendimientos

Los beneficios de la biotecnología en el futuro cercano

El volumen de cultivos biotecnológicos en desarrollo continúa creciendo. La biotecnología se ha usado en un número de cultivos por varios años, se espera que en los próximos años haya más productos mejorados genéticamente en el mercado. Algunos de los beneficios que se pueden esperar en el futuro cercano incluyen:

  • Reducción de los niveles de toxinas naturales, como los alergenos, en las plantas
  • Aparición de métodos más simples y rápidos para detectar a los patógenos, toxinas y contaminantes (para reducir el riesgo de las enfermedades que se transmiten por los alimentos)
  • Prolongación de la frescura

Los siguientes son algunos de los productos que podrían llegar al mercado como consecuencia de estos beneficios en desarrollo:

  • Aceites, como por ejemplo, el de soja y canola, desarrollados de manera tal que contengan más estearatos, lo que hará que las margarinas y las grasas vegetales sean más saludables
  • Arvejas más dulces con mejores rendimientos
  • Melones más pequeños sin semilla que representen una porción
  • Bananas y piñas con cualidades de maduración demoradas
  • Maní con un mejor equilibrio proteico
  • Bananas resistentes a los hongos
  • Tomates con mayor contenido de antioxidantes (licopeno) que las variedades actuales
  • Frutas y vegetales que contengan mayores niveles de vitaminas C y E, para mejorar la protección que brindan contra el riesgo de contraer enfermedades crónicas como el cáncer y trastornos cardíacos
  • Cabezas de ajo con más alicina, sustancia que posiblemente ayude a reducir los niveles de colesterol
  • Arroz más rico en proteínas, que utiliza genes transferidos de las plantas de arvejas
  • Fresas que contengan mayores niveles de ácido elágico, un agente natural que combate el cáncer
  • Pimientos, fresas, frambuesas, bananas, batatas (patata dulce) y melones mejorados para tener mejor calidad y condiciones nutritivas
  • Fresas con mejores rendimientos y mayor duración, mejor sabor y textura

Los beneficios de la biotecnología dentro de unos cuantos años

De acuerdo con la Oficina de Censos de los Estados Unidos, la población mundial es hoy de aproximadamente 6,000 millones y se espera que llegue a 9,000 millones en 2050. Hay pocas tecnologías que podrán igualar el potencial de la biotecnología para ayudar a evitar el hambre en este siglo.

Al aumentar la capacidad de los cultivos para resistir los factores ambientales, los agricultores podrán cultivar en partes del mundo que en la actualidad no son aptas para este tipo de actividades. Además de producir alimentos adicionales, esta realidad también podría proporcionar a las economías de las naciones en desarrollo más fuentes de trabajo y una mayor productividad. La biotecnología también permitirá que los agricultores incorporen mejoras en las variedades vegetales. Esto permitiría aumentar el conjunto de genes agrícolas de que miles de millones de seres humanos dependen para obtener la alimentación básica.

Otro de los beneficios económicos y ambientales que se esperan concretar es en el área de uso de fertilizantes. Aproximadamente la mitad de los 12.000 millones de dólares que los agricultores estadounidenses deben gastar cada año en fertilizantes se evapora o desaparece con las lluvias. Como consecuencia de esta realidad, gran cantidad de los fertilizantes que se utilizan se desaprovecha y puede terminar contaminando las fuentes de agua y dañando el medio ambiente. Algunas plantas, como por ejemplo, el maíz, también podrían mejorarse para extraer el nitrógeno del suelo y reducir la necesidad de fertilizantes.

Los productos que podemos esperar en el futuro no tan cercano son, por ejemplo:

  • Proteínas de mejor calidad en el maíz y la soja (niveles aumentados de lisina y metionina que mejorarán los alimentos para animales)
  • Modificación en la producción de ácidos en las papas, lo que permitirá que las plantas puedan soportar las heladas
  • Arroz que crezca rápidamente, es más rico en proteínas y tiene mayor tolerancia a la sequía y los suelos ácidos
  • Arroz enriquecido con vitamina A que podría llegar a reducir la incidencia de la ceguera en los países en desarrollo

El medio ambiente

Incluso en las mejores condiciones ambientales, la producción de alimentos para cientos de millones de estadounidenses—y miles de millones de seres humanos en todo el mundo—puede ejercer un efecto negativo en el medio ambiente. La erosión puede eliminar el preciado humus. En ocasiones, los productos químicos que se utilizan en las granjas pueden llegar a los arroyos, ríos y aguas subterráneas y el ganado en pie puede agotar las tierras de pastoreo. Los pantanos y otros hábitats sensibles pueden desaparecer para dar paso a tierras para cultivo. Y en los bosques tropicales del mundo donde viven aproximadamente el 90% de las especies del mundo, los agricultores pobres talan árboles para poder cultivar alimentos y obtener sustento para sus familias.

Si se logran mejorar muchos de los aspectos de la agricultura moderna, la biotecnología podrá ayudar a aliviar muchas de las presiones que se ejercen sobre la tierra, a la vez de preservar los recursos naturales y reducir el estrés sobre el medio ambiente.

Aumentando la capacidad propia de los cultivos para combatir las plagas y las enfermedades

Control de los insectos

Para proteger a los cultivos contra el daño que producen los insectos y reducir al mínimo la cantidad de insecticidas que se rocían, la biotecnología ha mejorado plantas como el tomate, la papa, el maíz y el algodón para que se protejan a sí mismas contra los insectos, en lugar de confiar solamente en la aplicación superficial de pesticidas.

Resistencia a las enfermedades

Hay distintos tipos de virus de las plantas que, muy a menudo, destruyen hasta 80% de los cultivos. Prácticamente de la misma forma en que las vacunas inmunizan a los seres humanos de diferentes enfermedades, la biotecnología permite que los reproductores modernos inserten pequeños fragmentos de virus vegetales en los cultivos, para que ellos mismos desarrollen una protección natural o inmunidad contra las enfermedades virales. La inmunidad se transmite a las generaciones futuras.

La importancia que esto tendrá para el medio ambiente en todo el mundo será enorme

  • Los agricultores tendrán que plantar sólo uno o quizás dos acres—en vez de cinco—para obtener un rendimiento garantizado de un acre completo. Obviamente, esto significa que se necesitarán menos insumos agrícolas al año, como por ejemplo, menos combustible, menos mano de obra, menos riego y menos fertilizantes.
  • Se reducirán o eliminarán el rocío con insecticidas que actualmente son necesarias para aniquilar a los áfidos y otras plagas que transmiten la mayoría de los virus. Esto beneficiará al medio ambiente y al mismo tiempo aumentará el rendimiento y la calidad de los alimentos.
  • La protección viral de las plantas ayudará a los productores de sandías, melones, pepinos, papas, tomates, lechuga, alfalfa y zapallo, de la misma forma en que ya aumentó el rendimiento de los productores de papaya.

Cómo reducir el efecto químico general en el medio ambiente

Muchos de los fungicidas, herbicidas, insecticidas y otros pesticidas que se usan en la actualidad son mejores y más seguros ya que contaminan menos el medio ambiente que las versiones más antiguas. Pese a ello, a veces entran en contacto con el aire, el suelo y las aguas subterráneas debido a condiciones climáticas externas, como el viento y la lluvia. La biotecnología puede lograr muchas de las metas de los pesticidas, a menudo de manera más eficiente.

Los agricultores saben mejor que nadie que los ambientes saludables definen su futuro. Por lo tanto, siempre buscan los mejores métodos para controlar las malezas con los herbicidas menos tóxicos disponibles que no dañen los cultivos. Asimismo, los agricultores desearían reducir el uso de insecticidas y fungicidas, para limitar así su propia exposición a los productos químicos. Los productores tienen poderosos incentivos económicos para reducir los insumos agrícolas.

Cómo preservar el valioso humus

La erosión de las capas superficiales del suelo que produce el viento y el agua puede reducirse en más de 70%—en algunos casos en 98%—si los agricultores utilizaran técnicas de no labranza, es decir, si no extrajeran las malezas y los residuos de los cultivos después de la cosecha y antes de la nueva plantación. Ansiosos por proteger su suelo, los agricultores de los Estados Unidos han adoptado las técnicas de cultivo sin labranza. En 2000 ya eran 53 millones los acres de tierra en los que se aplicaban técnicas de cultivo sin labranza. Las plantas de canola, algodón y soja tolerantes a los herbicidas permiten un mejor control de las malezas y, por consiguiente, han permitido que cada vez se utilicen más prácticas de cultivo para conservar el suelo.

Eficiencia de las materias básicas

En los Estados Unidos, casi 75% de los cultivos de soja y maíz son comidos por los animales de granja todos los años. Cualquier factor que haga que los animales puedan digerir mejor sus alimentos disminuirá la necesidad general de forraje, sin disminuir la productividad de los animales.

Algunos de los beneficios que la biotecnología ofrece a las materias básicas incluyen:

  • Una mejor calidad de la proteina ya que balancea los aminoácidos y reduce la cantidad de nitrógeno en los desechos
  • Reducción del impacto que tiene el fitato presente en los desechos de los animales en el medio ambiente
  • Maíz con alto contenido de aceites, que producen una mayor densidad energética y como consecuencia, más carne por tonelada de forraje

La carga del nitrógeno

Pese a que la atmósfera de la tierra contiene aproximadamente 78% de nitrógeno, la mayoría de los cultivos no cuentan con ningún mecanismo para usar este nitrógeno natural. Como consecuencia de ello, los agricultores dependen de la incorporación de fertilizantes que proporcionen el nitrógeno necesario para aumentar los rendimientos. Pese a ello, los cultivos sólo utilizan aproximadamente 50% de las más de 60 millones de libras de fertilizantes de nitrógeno que se les agregan todos los años. El exceso de nitrógeno puede ocasionar problemas ambientales en el suelo y en el agua.

Desde hace mucho tiempo los productores han reconocido y utilizado las habilidades innatas de leguminosas como la soja para “fijar” el nitrógeno, lo que significa que usan el nitrógeno natural presente en el suelo y en el aire. Estos fijadores naturales del nitrógeno reponen la provisión de nitrógeno del suelo en el que fueron cultivados. Los reproductores desean desarrollar otros cultivos que puedan “fijar” su propio nitrógeno y ubican estas plantas en sus listas de prioridades de investigación.

Si los reproductores tuvieran éxito en la creación de plantas “autofijantes”:

  • Permitirían que los agricultores disminuyeran el uso de fertilizantes sintéticos sin perder los rendimientos
  • El resultado sería que habría menos nitrógeno de los fertilizantes en el suelo o lavándose con las lluvias
  • Mejoraría la productividad en muchas de las regiones del mundo en desarrollo donde los agricultores no pueden comprar fertilizantes de nitrógeno

Cultivos como fábricas biodegradables

El maíz y la soja pueden transformarse en fábricas naturales de producción de ingredientes como la sucrosa, lisina y metionina que se utilizan como alimento para los animales. Estos cultivos serían básicamente reciclables y biodegradables y reemplazarían a las fábricas industriales, lo que reduciría el estrés en el medio ambiente.

Biodiversidad vegetal

De las más de 80.000 especies de plantas comestibles que se conocen su existencia, los humanos sólo cultivan aproximadamente 300. De ellas, sólo 12 han surgido como productos esenciales. A través de la modificación genética, los reproductores de cultivos pueden:

Aumentar el uso de las especies vegetales valiéndose de la biotecnología para descubrir qué genes de valor residen en qué plantas y después transferirlos a los cultivos que ahora se utilizan en todo el mundo.

  • Ampliar la variación genética de los cultivos básicos, mediante técnicas que reproduzcan las características deseables de fuentes anteriormente no disponibles. Esto no afectará el linaje genético de muchos de los cultivos en el corto plazo. En el largo plazo, sin embargo, ampliará significativamente el conjunto de genes que se utilizan en la agricultura moderna y por lo tanto, reducirán el relativamento bajo, pero real, riesgo de que los cultivos fallen.
  • Utilizar las técnicas de clonación para ampliar los parientes silvestres de los cultivos modernos que corren riesgo de extinción.
  • Para finalizar, permitir a los científicos aprender cuáles son los genes importantes que existen en los millones de especimenes de plantas guardados en los bancos de genes de todo el mundo.

Pruebas intensivas de seguridad ambiental

Además de los beneficios ambientales que ofrecerá la biotecnología, existen también riesgos potenciales que deben ser evaluados cuidadosamente para cada nueva variedad vegetal. A fin de reducir al mínimo los riesgos ambientales que encierran los nuevos cultivos mejorados a través de la biotecnología, los ecologistas han conducido durante años pruebas en exteriores bajo condiciones estrictamente controladas. Sólo en los Estados Unidos, entre 1987 y 2000 los investigadores han realizado más de 11,773 pruebas de campo en 47 estados con 41 cultivos diferentes mejorados biotecnológicamente.

Antes de efectuar una prueba de campo a un cultivo mejorado genéticamente que podría introducir algún tipo de plaga en el medio ambiente, se deberá presentar una solicitud ante la APHIS (del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos) y en algunos casos, ante la EPA. Las agencias federales designan a un equipo de evaluación que incluye a genetistas, ecologistas y funcionarios estatales experimentados en las condiciones ambientales regionales para que evalúen los datos técnicos que se deben presentar junto con la solicitud. La prueba es aprobada después de que las agencias determinen que la nueva variedad de cultivo no presenta riesgos adicionales para el medio ambiente

¿Qué dicen los expertos sobre la biotecnología alimentaria?
Reproducido con el permiso de International Food Information Council Foundation

Fuente: http://www.ific.org/sp/food/biotechnology/index.cfm

CONSUMER.es EROSKI, opina al respecto:

La capacidad de la biotecnología en el ámbito agroalimentario es prometedora si bien es necesario un uso razonable de sus aplicaciones y mayores controles, aseguran los expertos

  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: